Open Skies - La Duquesita, Sueños Dulces

Open Skies Magazine & Di Testa e Di Gola  Dubai, June 2013 / Italy, April 2015 (1,000 words)
Versione italiana  

2/cont. 

La familia de Luis obtuvo la propiedad de la pastelería de manera inesperada. Cuando Roque Pérez, el jefe pastelero fundador, muriera en la década de los años 20, su viuda pidió al abuelo de Luis, Romualdo, en su día aprendiz en la tienda, que asumiera el negocio. Él mantuvo la tienda funcionando, sin pausa alguna, durante la guerra y durante los años de hambre que siguieron.

"Viniendo de fuera, sin conocer el mundo de la pastelería, pude ver el arte que había detrás del oficio," comenta Teresa.

SOLERA Y MODERNIDAD

En 1936, al inicio de la guerra, un transeúnte entró en la tienda y atacó a la pequeña duquesa, descabezándola. Romualdo la reparó de nuevo y siguió horneando. Durante tres décadas de austeridad, hasta los años sesenta, los originales muebles se limpiaban y abrillantaban inmaculadamente.    

Luis empezó a ayudar entonces cuando era un chaval, después de la escuela, repartiendo a pie pasteles a los clientes locales. Después aprendería su doble oficio, el de pastelero y el de chocolatero, trabajando codo con codo con su abuelo y su padre en el obrador que hay en el sótano de la tienda. Actualmente lidera un equipo de cuatro pasteleros que todavía trabajan haciendo los pasteles y chocolates en el mismo obrador, pero con nueva maquinaria. Cuando se casó con Teresa en 1987 ella se unió al equipo. Y casi todas las mañanas es ella la que coloca los pasteles en las vitrinas.

"Viniendo de fuera, sin conocer el mundo de la pastelería, pude ver el arte que había detrás del oficio," comenta. "Yo quise ayudar a que Luis protegiera todo eso. ¿Cómo hacerlo? Pues en la tienda nosotros siempre explicamos a los clientes de qué están hechos los pasteles o el chocolate y cómo está todo exactamente elaborado, de manera que puedan entender y disfrutar de lo que hacemos".

Por eso La Duquesita forma parte de la vida diaria del barrio. Ese es uno de sus encantos.  Los vecinos se acercan, entrada ya la mañana, para tomar un pastel y un café. A algunas personas en sus visitas de trabajo al Palacio de Longoria, centro de la Sociedad General de Autores y Editores de España, se les puede ver con alguna caja de tarta en la mano. En los años 20 Concha Piquer, reina de canciones populares, era una clienta habitual. El actual director de cine Pedro Almodóvar, la escritora Almudena Grandes y el futbolista Xabi Alonso también compran aquí.  Pero muchos más son los clientes que hacen un largo recorrido hasta aquí en búsqueda de una bandeja de pasteles de hermosos nombres – carballones, soconusas, merlitones, bartolillos - que ya no pueden adquirirse en otros sitios.

next page


© 1980-2019 All rights reserved

Copyright
as published 

links